Disturbios en Coconuco dejan una comunera muerta y, al parecer, varios indígenas más heridos

09 de Octubre de 2017 11:54 AM
Por: 
Notivision @notivisioncauca

En los hechos que se presentaron el pasado domingo en los Termales de Agua Tibia de Coconuco resultó sin vida María Eugenia Vásquez Astudillo de 37 años luego de que se presentaran disturbios con el Esmad.

En los hechos que se presentaron el pasado domingo en los Termales de Agua Tibia de Coconuco resultó sin vida María Eugenia Vásquez Astudillo de 37 años luego de que se presentaran disturbios con el Esmad.

Vásquez murió luego de resultar herida con arma de fuego, cuando se presentó confrontación de unidades del Esmad con la comunidad indígena, tras otra intención de la comunidad  por tomarse el predio de aguas tibias en actividad que los nativos denominan Liberación de la Madre Tierra.

La mujer que se desempeñaba como Locutora y periodista recibió un disparo a la altura de la cabeza en medio de procedimiento de desalojo. Tras los hechos fue trasladada a un centro asistencial de la zona y posteriormente fue trasladada a un hospital de Popayán, pero por la gravedad de sus heridas falleció.

Ante los hechos la Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, informó que, “rechaza y lamenta profundamente la muerte de Efigenia Vásquez Astudillo, comunicadora indígena del Pueblo Kokonuko, quien perdió la vida en medio del desalojo por parte del ESMAD en Aguatibias, territorio del Pueblo Kokonuko en Puracé, Cauca”.

Posterior a los acontecimientos se conoció un comunicado oficial de la policía metropolitana donde informa entre otras cosas que, “La Policía Nacional de todos los colombianos lamenta el fallecimiento de la ciudadana, y en aras de la transparencia de las investigaciones iniciadas por la Fiscalía General de la Nación, que establecerá las circunstancias de tiempo, modo y lugar de los hechos, reitera su completa disposición para colaborar con la información que requiera el ente acusador”.

Entre tanto la Gobernación del Cauca explicó que  Fiscalía General de la Nación debe esclarecer los hechos que determinen las circunstancias y los  responsables de la  muerte de la joven comunicadora, por lo cual la Administración Departamental y la Defensoría del Pueblo adelantan las gestiones para garantizar el acceso del personal técnico responsable de la investigación y demás acciones legales.   

Además señaló que se continúa con los esfuerzos interinstitucionales, para que desde el Ministerio del Interior se resuelva la pretensión del Cabildo indígena de Kokonuko, que mantiene desde hace varios meses la tensión permanente en el sector y que lamentablemente deja esta víctima fatal.

 

En desarrollo.