Un muerto y dos capturados del GAO-r en desarrollo de operaciones militares

01 de Octubre de 2018 11:23 AM
Por: 
Notivision @notivisioncauca

El desarrollo de operaciones ofensivas adelantadas por unidades de la Vigésima Novena Brigada de la Tercera División del Ejército Nacional,  permitieron en las últimas horas registrar  la muerte en desarrollo de operaciones militares de un sujeto y la captura de dos integrantes del Grupo Armado Organizado Residual GAO-r estructura 29, tras combates sostenidos en límites entre los departamentos de Cauca y Nariño.

Gracias a un arduo trabajo de inteligencia, tropas del Gaula Militar Cauca llegaron hasta la vereda Nariñito, jurisdicción del municipio de Leiva en Nariño, donde se tenía conocimiento sobre la presencia de una estructura armada, dedicada a extorsionar y mantener el control de las rutas del narcotráfico en la zona.

Al percatarse de la presencia de los militares, sujetos atacan con armas de fuego a las tropas, las cuales reaccionan y sostienen un combate en el lugar, logrando la captura de tres sujetos, uno de ellos herido. En el lugar se le brindan los primeros auxilios a este último, quien falleció durante el proceso de evacuación con apoyo de aeronaves del Batallón de Movilidad y Maniobra de Aviación n.°3.

Los tres sujetos pertenecerían  a la comisión de alias el Iguano, delegado por alias Sábalo para retomar el control de ese corredor de movilidad  que les permite el tráfico de insumos y alcaloides con dirección al Pacífico. El sujeto fallecido es Willington Quejada, alias Rubén o Cantina, presunto cabecilla de finanzas de esta comisión, responsable del cobro de cuotas extorsivas a los productores de narcóticos de la zona.

Uno de los capturados es Jorge Estiven Bolaños, alias Jorge, sicario y mano derecha de alias Iguano, responsable del homicidio de Faber Gómez Samboní, integrante de la Unidad Nacional de Protección (UNP)  en el espacio territorial del Estrecho, Patia, el pasado lunes 24 de septiembre. En el lugar también se logró la incautación de un arma corta y dos motocicletas.

Con este resultado se asesta un duro golpe a esta estructura armada, atacando de manera directa su organización y finanzas, reduciendo así su capacidad delictiva en los departamentos de Nariño y Cauca. Así mismo se combate la cadena del narcotráfico en todos sus eslabones.

La Tercera División confirma su compromiso de atacar de manera decidida todos los factores de inestabilidad en el suroccidente colombiano, garantizando así la seguridad de todos los habitantes del Valle del Cauca, Cauca y Nariño.