EL QUE BUSCA ENCUENTRA

Lunes, Mayo 16, 2016 - 10:45

Dando alcance a mi escrito del sábado en donde duramente me manifesté por el estilo guerrerista e insidioso del Presidente Santos contra quien junto a él integró el gobierno en su carácter de ministro en los dos periodos presidenciales del Dr. Álvaro Uribe y que por lo tanto, lo hacen responsable de los desaciertos (si fue que los hubo) que él mismo critica, pero debo reconocer es muy inteligente para lavarse la manos como Pilatos (art. 115, inc. 2° de la C.P.) y ante el sartal de puyas, sátiras (estilo primaria y secundaria),  dardos, sacadas de cueros al sol, insultos, expresiones grotescas, en que se convirtió un acto tan importante como el Congreso Nacional del partido Liberal donde se esperaban los debates académicos, políticos, el Presidente Santos, su francotirador el Ministro Cristo y lo que faltaba la renovación liberal con Samper y Gaviria, dicho acto se convirtió en: “SONGO LE DIO A BORONDONGO, BORONDONGO LE DIO A BERNABE, BERNABE LE PEGO A MUCHILANGA Y LE DIO BURANDANGA”.

Bueno, pero como el tema no es quedarnos en la mera crítica y aplicando una lección de vida que personalmente me ha servido para seguir adelante y no dejarme vencer, consistente en que a las cosas negativas hay que sacarles cosas positivas, invito a todos los personajes que de alguna manera están involucrados con las grandes decisiones políticas, gubernamentales, institucionales, administrativas en procura del bienestar general de la comunidad (art. 2° de la C.P.), para dar una mirada retrospectiva a los debates de altura protagonizados por personajes como Alberto Lleras Camargo, Laureano Gómez, Jorge Eliecer Gaitán, Carlos Lleras Restrepo, Álvaro Gómez y muchisisisimoos mas, en donde NO se daban besitos, abracitos, pechiches y después se enterraban la puñalada de la tracción; por el contrario, se decían de que se iban a morir y en que iban a reencarnar, pero con argumentos académicos, didácticos, jurídicos y aún literarios, hasta el punto  que sus discursos se convertían en un texto de obligatoria lectura, aunque no compartiéramos sus ideales políticos con algunos de ellos.

Hoy puedo afirmar que es muy sabio el dicho: “EL QUE BUSCA ENCUENTRA”; por las redes sociales nos están informando de la vida obra y milagros de la familia Santos, situación que no la comparto, a todas luces la reprocho, porque debemos respetar la órbita de la intimidad inherente a toda persona humana, pero que desafortunadamente como lo dije antes “EL QUE BUSCA ENCUENTRA”.

Ojalá que las nuevas generaciones hoy actoras en el Congreso Nacional del Partido Liberal no sigan el ejemplo de los que se creen los dueños del país y pueden ultrajar con gritos y alaridos a quienes no compartimos sus ideas y decisiones políticas y clausuren dicho evento con intervenciones de altura.

A algunos lectores les recuerdo que a lo único que le he tenido miedo en la vida es a una escasez de hombres, por lo tanto, no contesto comentarios insultantes que salvo ayer una excepción, de alguien hablando mal del senador Uribe, situación que me rebotó, han sido enriquecedores en especial, con los que no comparten mi posición política. A ellos muchas gracias.